Modelo Pedagógico

Modelo pedagógico. 

escudoA partir de los resultados de la investigación realizada con los profesores, se puede inferir que, dadas las particularidades de la Institución, el modelo pedagógico que más se acerca a las condiciones y características del quehacer formativo de los estudiantes es el Social Cognitivo. La formación académica y las especialidades técnicas que ofrece la Institución Educativa permiten afirmar que al interior de los procesos tecnológicos se trata de desarrollar al máximo el potencial cognitivo de los estudiantes y eso se logra a través del fortalecimiento de la multiplicidad de capacidades que demuestran los estudiantes en el desarrollo de las prácticas de taller con un alto contenido de sensibilidad social. 

Además, el hecho de fortalecer las competencias laborales generales y específicas permite a educadores y estudiantes trabajar en función de la solución de los problemas que se presentan en sus entornos inmediatos. Con ello, se está fomentando el trabajo en equipo y asumiendo su formación desde una visión crítica de la realidad.

 

De la misma forma, es pertinente aclarar que en toda institución educativa no se aplica un modelo pedagógico puro, sino que, dadas las circunstancias, el educador tiene la posibilidad de aplicar las ventajas que brinda cada modelo pedagógico, puesto que ninguno es perfecto ni aplicable por completo, como lo dicen muchos investigadores. 

El modelo pedagógico Social Cognitivo, es inspirador de un currículo que proporciona contenidos y valores para que los estudiantes mejoren la comunidad en orden a la reconstrucción social de la misma, y promuevan un proceso de liberación constante, mediante la formulación de alternativas de acción a confrontar colectivamente en situaciones lo más reales posibles.
En este sentido se necesita una concepción curricular cuyo “saber práctico”, el aprender a pensar y el centrarse en los procesos de aprendizaje converjan en la transformación del conocimiento para la solución de problemas en bien de la comunidad. Tomando en cuenta además que las experiencias educativas deben ser estimuladas por el fortalecimiento científico a través del diálogo, la crítica, la confrontación y la acción compartida en la práctica social. 

Este modelo pedagógico pregona una concepción curricular en que la institución educativa-social está llamada a configurarse como un agente de cambio, como un puente entre el mundo real y su posible transformación en busca del bien común. Así el currículo se construye desde la problemática cotidiana, los valores sociales y las posiciones políticas; busca entonces, el desarrollo de los estudiantes para la sociedad en permanente cambio, para transformarla.

 

Desde esta óptica este modelo propone el desarrollo máximo y multifacético de las capacidades e intereses de los estudiantes. Se afirma que: “tal desarrollo está influido por la sociedad, por la colectividad donde el trabajo productivo y la educación están íntimamente unidos para garantizar no sólo el desarrollo del espíritu colectivo sino el conocimiento científico-técnico y el fundamento de la práctica para la formación científica de las nuevas generaciones.”

Para tener un acercamiento más próximo con las particularidades del modelo, necesariamente hay que tomar como referencia los aportes teóricos que al respecto han hecho Makarenko, Freinet, Paulo Freire y los discípulos de Vigotsky.

Para emprender, de manera exitosa esta Pedagogía social, Flórez Ochoa expresa que se debe considerar:

 

  • Los retos y problemas a estudiar son tomados de la realidad, no son ficticios ni académicos y la búsqueda de su solución ofrece la motivación intrínseca que requieren los estudiantes.

 

  • El tratamiento y búsqueda de la situación problemática se trabaja de manera integral, no se aísla para llevarla al aula sino que se trabaja con la comunidad involucrada.

 

  • Aprovechamiento de la oportunidad de observar a los compañeros en acción, no para imitarlos ni criticarlos sino para revelar los procesos ideológicos implícitos.

 

  • La evaluación desde esta perspectiva es dinámica, pues lo que se evalúa es el potencial de aprendizaje que se vuelve real gracias a la enseñanza, a la interacción del estudiante con aquellos que son más expertos que él.

 

Concepto de Educación.

 

La educación es un proceso de formación permanente, colaborativo, holístico e integrador centrado en el estudiante; propende por su desarrollo personal, cultural y social, tendiente a promoverlo, con capacidad de tomar decisiones, resolver problemas, adaptarse a los cambios, de ser crítico, creativo e innovador. Desde un punto de vista social y económico es el motor del desarrollo de todo país. 

 

Todo ser humano tiene derecho a que se le garantice una educación de calidad y pertinente para: el ejercicio de la ciudadanía, la participación democrática, la convivencia pacífica, la justicia social, el desarrollo humano y sostenible del medio ambiente y la productividad.

 

A través de la educación se accede al conocimiento científico, tecnológico y a los demás bienes y valores culturales, con un enfoque humano y transformador.

 

Concepto de Currículo.

 

El sistema de evaluación del aprendizaje y promoción de los estudiantes de la Institución Educativa Municipal Técnico Industrial de Pasto, en el Artículo 1º, plantea que el currículo es el conjunto de criterios, planes de estudio, programas, proyectos, metodologías y procesos que contribuyen a la formación integral de los (las) estudiantes, y a la construcción de la identidad cultural nacional, regional y local. Incluyendo también los recursos humanos, académicos y físicos que permitan desarrollar las políticas educativas y  el proyecto educativo institucional.

 

El currículo de la institución educativa tiene en cuenta los fines de la educación, los lineamientos curriculares, los fundamentos pedagógicos, psicológicos y epistemológicos, las normas técnico curriculares, los estándares básicos de competencias,  los intereses de los estudiantes, las expectativas de  los padres de familia, los avances educativos, científicos y tecnológicos, las necesidades del sector productivo, el desarrollo económico local, regional y nacional, la problemática social y ambiental, entre otros aspectos.

 

Metodología según modelo.

 

En el proceso educativo formal intervienen principalmente los estudiantes, el maestro y el saber, interactuando en un espacio académico determinado, la forma de relacionarse estos tres componentes y el rol que desempeña cada uno de ellos establece la metodología utilizada en el modelo Social Cognitivo, favoreciendo el trabajo colaborativo, propicia verdaderos ambientes de aprendizaje con la participación del estudiante en la construcción de los saberes, procurando la mediación por parte del docente, para que los procesos de aprendizaje resulten significativos y que desarrollen competencias así como el espíritu crítico en los discentes.

 

Este proceso tiene su propia especificidad, dependiendo del enfoque metodológico, de las competencias, de los contenidos a desarrollarse y de los recursos previstos.

 

Evaluación según modelo.

 

Según el Artículo 21 del sistema de evaluación, ésta es un proceso de investigación planificada, sistemática y continua; de reflexión y acción que permite cualificar las prácticas, las estrategias, instrumentos y concepciones pedagógicas; es de carácter formativa, procesual, cualitativa y debe motivar e incentivar el aprendizaje permanente.

 

El Artículo 22 contempla que el sistema de evaluación se aplicará en los niveles educativos que ofrece la institución. Se evaluará el desempeño de los estudiantes en todos los ambientes: aulas, talleres, laboratorios, escenarios deportivos  y en cualquier espacio previsto para el aprendizaje.

 

En cuanto a los alcances de la evaluación, el Artículo 23 expresa que en preescolar la evaluación se hará en forma integral, de una manera descriptiva, reflejará los avances del proceso con base en las dimensiones intelectual, moral, psicológica y biofísica del niño. La promoción se hará de tal manera que permita la continuación del proceso de maduración intelectual, emocional y social del mismo.


La promoción en básica y media se hará teniendo en cuenta los logros e indicadores de logro y las distintas competencias desarrolladas por los estudiantes, atendiendo a los diferentes aspectos de la formación integral,  especialmente del saber, del ser y del hacer.


Para el Sistema de Evaluación de la Institución los logros son los referentes de la evaluación del aprendizaje de los estudiantes, expresan los cambios de actitud, los avances del proceso, el desarrollo de las habilidades y destrezas, el fortalecimiento de los valores, la adquisición de conocimientos y la aplicación de los mismos.  Los logros determinan el alcance de cierto nivel de competencias en una o varias dimensiones del desarrollo humano.


En cuanto a los indicadores de logro, se dice que son las distintas señales, indicios, rasgos, datos, informaciones y en general evidencias del aprendizaje de los estudiantes que al ser confrontado con lo esperado demuestran los avances del proceso.

 

Con respecto a las competencias, el Artículo 26 manifiesta que son los ámbitos prácticos del aprendizaje, a través de ellos los estudiantes demuestran lo que son capaces de hacer en determinado contexto bien sea real o formal, utilizando los conocimientos y procedimientos estudiados. En síntesis, en ellas se integran los saberes (conocer), las actitudes y valores (ser) y las habilidades (hacer).

 

La Institución propende por una formación  por procesos, por lo tanto la evaluación debe hacer el seguimiento y control al desarrollo cognitivo, psicológico, social, físico y espiritual, que dé cuenta de los avances de los  mismos.

 

Se debe evaluar de forma integral el aprendizaje alcanzado teniendo en cuenta el saber, saber hacer, vivir, convivir, emprender, sentir, pensar, actuar y liderar.

 

La evaluación que realiza el docente debe ser cualitativa-cuantitativa, teniendo en cuenta la observación del desempeño del  estudiante. La evaluación por logros se evidencia a  través de los indicadores de logros.

 

Básicamente deben tenerse en cuenta las siguientes fases en el proceso de evaluación:

 

  • Planificación de la evaluación.

 

  • Diseño de pruebas e instrumentos.

 

  • Aplicación de la pruebas.

 

  • Análisis y valoración de las pruebas.

 

  • Emisión del juicio evaluativo.

 

  • Formulación de actividades complementarias de apoyo y nivelación.

 

Según el sistema de evaluación en la institución existen los siguientes tipos de evaluación:

 

  • HETEROEVALUACIÓN. Es el proceso de evaluación que realiza el docente al estudiante, importante dentro de la enseñanza  por los datos y posibilidades que ofrece.

 

  • AUTOEVALUACIÓN.  Es la evaluación que realiza el estudiante sobre su propio progreso. Forma en la responsabilidad y aprende a valorar, criticar y a reflexionar sobre su propio proceso de aprendizaje.

 

  • COEVALUACIÓN. Es la evaluación realizada entre pares, de una actividad o trabajo realizado.

 

  • METAEVALUACIÓN. Es la investigación sistemática sobre todo el proceso de evaluación para su reorientación en bien del proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

Los criterios de evaluación son  reglas compartidas y establecidas previamente, que permiten tanto al docente como al estudiante determinar los avances de los procesos  de enseñanza y aprendizaje. Responden al qué evaluar y cómo evaluar; para ello se debe tener en cuenta:

 

  • Realizar tres o más formas de evaluación.

 

  • Concertar con los estudiantes previamente las formas de evaluación y la valoración correspondiente.

 

  • El estudiante debe saber sobre el qué, cómo y cuándo se va a evaluar. En el qué, involucrar aspectos del saber, del saber hacer, saber ser y saber convivir.

 

  • Concertar con los estudiantes  sobre los  procedimientos de la valoración final en cada periodo y de la final del año escolar.

 

  • En cada periodo destinar unas horas de clase para llevar a efecto la autoevaluación y la coevaluación del aprendizaje.

 

  • Llevar a efecto en cada periodo la evaluación del proceso de aprendizaje de los temas de la asignatura o área, con el objeto de reorientar y mejorar dicho proceso en bien de la formación.

 

  • Comunicar a tiempo las valoraciones.

 

  • Consignar en los formatos institucionales la fecha, el indicador de desempeño y la acción evaluativa.

 

  • Las técnicas deben ser variadas.

 

  • Deben ofrecer información concreta sobre lo que se pretende evaluar.

 

  • Se deben aplicar en diferentes contextos.

 

  • Se deben asignar actividades complementarias de nivelación y apoyo a estudiantes con dificultades, y de profundización con estudiantes destacados.

 

Las técnicas de evaluación son las formas de recolección y facilitan el análisis e  interpretación de la información para la toma de decisiones. Los instrumentos son los medios para la recolección de dicha información, ellos son:

 

  • Trabajos escritos.

 

  • Sustentación de trabajos.

 

  • Consultas.

 

  • Dinámica de grupos: foro, panel, mesa redonda, juego de roles y relajación.

 

  • Estudios de casos.

 

  • Formulación y resolución de problemas.

 

  • Toma de decisiones.

 

  • Producción escrita.

 

  • Experimentos y aplicaciones prácticas.

 

  • Formulación y realización de proyectos.

 

  • Diseños.

 

  • Dibujos y maquetas.

 

  • Observación directa.

 

  • Ensayos.

 

  • Intercambios orales con los estudiantes: entrevista, diálogo, puestas en común.

 

  • Cuestionarios con preguntas abiertas y cerradas de selección múltiple con única respuesta, múltiple respuesta y de relación.